Loading..
Cargando... Por favor, espere...

El producto se ha añadido al carrito.





0 artículos - 0,00 €
2020 Mamamisol. All Rights reserved.

Begoña Núñez
Queda poquito menos de dos semanas para que llegue San Valentín y tengo la sensación, que este año, este tipo de fechas señaladas en el calendario... que para algunos pasaban sin pena ni gloria, han tomado otra perspectiva. Y es que si algo tenemos claro, es que Febrero es el mes del amor, y después de los meses vividos, el amor, ahora... está más presente que nunca en nuestro día a día.

*Fuente imagen: @Pinterest
Por definición, "Amor" significa un "Sentimiento de vivo afecto hacia una persona a la que se le desea todo lo bueno". Y esta frase puede ser nuestro gran deseo para todos nuestros seres queridos, porque si algo hemos aprendido en estos meses, con esta pandemia, es recordar lo importante que es querer

*Fuente imagen: @Pinterest
Hubo un momento donde el miedo se apoderó de nuestros sentimientos, y nos hirió donde más podía doler; en el corazón. Nuestro tipo de vida cambio de golpe, el ritmo se freno en seco y cada día vivíamos expectantes en este nuevo escenario, hasta ahora tan desconocido. Durante semanas, el mundo entero estuvo en vilo, y muchas lagrimas recorrían mejillas con todo lo que estábamos viviendo. Nuevas obligaciones aparecieron, los coles se instalaron en las casas y nuestros los niños (nuestros grandes héroes) se hicieron a este nuevo ritmo con la mejor de sus sonrisas, los paseos eran de tiempo limitado, y un nuevo accesorio apareció en nuestra vida: la mascarilla. Aplaudíamos a las 20.00 p.m., cantábamos "Resistiré" (quién les iba a decir a Duo Dinámico que esa canción de boda, se convertiría en el grito de un país). Oíamos cifras de enfermos, de gente que cada día se marchaba, temíamos que fuese a alguien cercano, y durante semanas el mundo seguía girando... pero hacía esta llamada "nueva normalidad", que nos enseñaba de nuevo, que lo mas importante son las personas de nuestro entorno.

 *Fuente Imagen: www.elperiodico.com
Y es que, si miramos atrás, ni en el peor de nuestros malos sueños seríamos capaces de imaginar algo así. El mundo sufrió una gran conmoción de la que todavía nos estamos recuperando, con una amenaza constante que nos muestra  todavía un escenario poco alentador.
Así que, este año... Celebra San Valentín por todo lo alto!! Celebra la vida, las compañías, los reencuentros, lo cotidiano, lo que hasta hace nada... nos parecía tan normal! No hace falta que lo hagas el 14, ni que sea en Febrero, pero, por favor, no te olvides de celebrar el amor cada día, recuerda decirlo y lo más importante, demostrarlo! Cómo dice el cuento de El Principito: "Lo esencial es invisible a los ojos". 

Feliz Fin de semana ;) 
B. 
En Mamá Mi Sol como siempre, queremos ayudarte --> 10% de descuento en cualquiera de nuestra configuraciones este fin de semana, Código: AMOR. (Desde el 05/02/2020 hasta el 07/02/2020 a las 0.00.)
Tengo a mi hija Valentina "nerviosita perdida" por como nos vamos a organizar para Halloween este año. Y es que ya tiene 8 años y es muy consciente de la situación y sabe perfectamente, que este año, lo de pedir caramelos no va a ser tarea fácil. Así que aquí estoy... buscando ideas para hacer en casa y se me ha ocurrido compartirlo con vosotr@s por si estáis en una situación parecida a la mía. debo decir, que hay cosas que he visto que son MARAVILLOSAS y que eso lo reservo para l@s que sois mañosos, pero no os preocupéis lo demás, lo que he decidido compartir en este post es adecuado para el más común de los mortales ;)
Si tenéis a mano cartulinas negras o de varios colores, las ideas que he encontrado en el maravilloso mundo de Pinterest son geniales: 
No hay Halloween que no cuente con unas divertidas y terroríficas calabaza, y aqui os dejo algunos ejemplos. Reconozco que me ha costado escoger, porque creo que algunas de las que he visto son dignas de ganar el primer premiode un concurso de calabazas de la mismísima ciudad de Minnesota (... por ejemplo).
Como no podía ser de otra manera, y siendo una gran enamorada como me considero de los tejidos, os dejo ejemplos de calabazas elaboradas con telas, simplemente geniales!
Debo decir que la manualidad de las guirnaldas me ha parecido de lo más curiosa. 
Y me he quedado cautivada con las coronas 
Bendito mundo de Pinterest! si hay algo que se tienes en mente, este canal te enseña cómo hacerlo real, es un poco como un tutoríal de Youtube, pero presentado "cuqui". Si hago alguna de estas ideas con mis niños, prometo enseñarlo... y os pido que si las hacéis vosotr@s me las mandeis a hola@mamamisol.com para poder subirlas a nuestras Redes Sociales etiquetando vuestro perfil. Feliz semana para tod@s!
Begoña Núñez
En estos momentos en los que estamos viviendo una situación realmente extraña, de incertidumbre y de miedo. Donde las nuevas tecnologías echan humo con el reenvío de mensajes sobre el #coronavirus, llegan escritos bonitos que invitan a la reflexión. Os comparto esta carta que me enviaron estos días y me pareció una bonita manera de mirar y reflexionar sobre este momento.

Mucho Animo a tod@s! Saldrá de nuevo el sol en un entorno mucho más fortalecido. Un abrazo. Begoña 
"Bellísima reflexión del psicólogo F. Morelli, que circula entre nuestros queridos vecinos italianos:

“Creo que el universo tiene su manera de devolver el equilibro a las cosas según sus propias leyes, cuando estas se ven alteradas. Los tiempos que estamos viviendo, llenos de paradojas, dan que pensar...

En una era en la que el cambio climático está llegando a niveles preocupantes por los desastres naturales que se están sucediendo, a China en primer lugar y a otros tantos países a continuación, se les obliga al bloqueo; la economía se colapsa, pero la contaminación baja de manera considerable. La calidad del aire que respiramos mejora, usamos mascarillas, pero no obstante seguimos respirando...

En un momento histórico en el que ciertas políticas e ideologías discriminatorias, con fuertes reclamos a un pasado vergonzoso, están resurgiendo en todo el mundo, aparece un virus que nos hace experimentar que, en un cerrar de ojos, podemos convertirnos en los discriminados, aquéllos a los que no se les permite cruzar la frontera, aquéllos que transmiten enfermedades. Aún no teniendo ninguna culpa, aún siendo de raza blanca, occidentales y con todo tipo de lujos económicos a nuestro alcance.

En una sociedad que se basa en la productividad y el consumo, en la que todos corremos 14 horas al día persiguiendo no se sabe muy bien qué, sin  descanso, sin pausa, de repente se nos impone un parón forzado. Quietecitos, en casa, día tras día. A contar las horas de un tiempo al que le hemos perdido el valor, si acaso éste no se mide en retribución de algún tipo o en dinero. ¿Acaso sabemos todavía cómo usar nuestro tiempo sin un fin específico? 

En una época en la que la crianza de los hijos, por razones mayores, se delega a menudo a otras figuras e instituciones, el Coronavirus obliga a cerrar escuelas y nos fuerza a buscar soluciones alternativas, a volver a poner a papá y mamá junto a los propios hijos. Nos obliga a volver a ser familia.

En una dimensión en la que las relaciones interpersonales, la comunicación, la socialización, se realiza en el (no)espacio virtual, de las redes sociales, dándonos la falsa ilusión de cercanía, este virus nos quita la verdadera cercanía, la real: que nadie se toque, se bese, se abrace, todo se debe de hacer a distancia, en la frialdad de la ausencia de contacto. ¿Cuánto hemos dado por descontado estos gestos y su significado?

En una fase social en la que pensar en uno mismo se ha vuelto la norma, este virus nos manda un mensaje claro: la única manera de salir de esta es hacer piña, hacer resurgir en nosotros el sentimiento de ayuda al prójimo, de pertenencia a un colectivo, de ser parte de algo mayor sobre lo que ser responsables y que ello a su vez se responsabilice para con nosotros. La corresponsabilidad: sentir que de tus acciones depende la suerte de los que te rodean, y que tú dependes de ellos. 

Dejemos de buscar culpables o de preguntarnos porqué ha pasado esto, y empecemos a pensar en qué podemos aprender de todos ello. Todos tenemos mucho sobre lo que reflexionar y esforzarnos. Con el universo y sus leyes parece que la humanidad ya esté bastante en deuda y que nos lo esté viniendo a explicar esta epidemia, a caro precio.

(Cit. F. MORELLI, traducido al español)
Begoña Núñez
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Artículos 1 a 3 de 63 en total

Configurar sentido descendente